post al caso

giovedì 23 giugno 2011

la seducción del café


ESP



Si tenía dudas sobre si el café estaría bueno o no, la seductiva taza me las disipó pues no fue ni el aroma cafetero ni mi falta de dosis de cafeína lo que hizo que me la acercara a mis labios;...
...fue la propia taza, que en voz baja y muy suavemente, hizo que mi brazo la tomara y la acercara a mis labios al sentir su bésame...

PODI-.

1 commento:

  1. Esperemos que tras sentir el beso del contenido incluido en este continente de estética "almodovariana" no te sintieras "al borde de un ataque de nervios"...

    RispondiElimina