venerdì 4 gennaio 2019

Fare delle risate - reir a carcajadas

IT-ESP

Spiegavo a degli amici una piccola vicenda con la mia macchina durante la serata di Natale. Non accendeva e chiamai all'assistenza stradale che senza difficoltà soluzionò il mio problema. La cosa è che con tutto il tempo perso avevo deciso di non andare a nessun posto. Io domandai all'operaio se dovevo andare qualche chilometro per facilitare la carica della batteria. Lui mi disse: "dove vai?" e io rispondai "a nessun posto". Allora, lui mi guardò come a dire "non vai a nessun posto e la serata di Natale prendi la macchina per non andare a nessun posto..." ma disse "ma dove vivi?" e io "vivo qua, vicino al parcheggio,..." 

I miei amici ridevano quando lo spiegavo e io gli dicevo "non ho ancora finito poiché poi gli dissi che..." e fu in quel momento che mi prese un attacco di ilarità, non potevo smettere di ridere, persino piangevo,... tutto sommato solo volevo dire che domandai all'operaio che dove potevo andare "ti pare che faccia qualche chilometro per la tangenziale?" "non lo so..." 

Sono situazioni che non direi che siano eccessivamente comiche ma ti viene la risata e non puoi continuare a parlare...
--------------------
Reir a carcajadas sin poder ni siquiera hablar, llorando a cada intento de articular una palabra. Eso no se dá muy frecuentemente y luego, lo explicas y, claro, no tiene tanta gracia...

Les explicaba a mis amigos que en Nochebuena me quedé sin batería en el coche. Iba a cenar fuera de casa e... ¡infortunio! No arrancaba. Llamé al seguro y me dijeron que venían, pero que contara con una hora o más... Vale, espero... Decidí ya no ir a cenar dónde iba.

Vinieron y me lo arrancaron. "Debes hacer unos kilómetros antes de que se pare el motor, para que cargue la batería", me dijo el chico que me lo arrancó. Y continuó "¿dónde vas?", y yo le digo que a ningún sitio, y me mira como diciendo que no entiende bien... y vuelve: "pero ahora, ¿a dónde vas?". Y yo, no, a ningún sitio. Y mis amigos, a los que se lo explicaba, empiezan a reirse diciendo que el chaval debía pensar "éste es tonto". Y sigo explicando.

El chico me dijo "pero tú, ¿dónde vives?" y yo le digo "aquí, en el barrio". Y él me mira que no entiendo nada, me llama porque no arranca el coche y no iba a ningún sitio". Y mis amigos y yo que jajaja jajajj Y quiero seguir explicándoles pero ya no puedo hablar de tanto reir. "Esperad, esperad que luego encima le digo... juajaua jaua" y no puedo seguir...

Recuperado, a medias, del ataque de risa, continuo... "entonces, pensando en que debía hacer algún kilómetro, le pregunto al chico que dónde podría ir, que si le parece que de una vuelta por la Ronda de Barcelona y todo serio, el mecánico dice que "yo no sé, tú mismo" ". Y bueno, la explicación de esto fue entre risas y risas y risas. Luego resulta que tampoco era tan gracioso.


PODI-.

10 commenti:

  1. Crec que a tots ens ha passat una situació similar en que no pots contenir el riure.
    Una abraçada

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Una abraçada i bons reis, que ja deuen estar-se estudiant el plànol de la ciutat.

      podi-.

      Elimina
  2. Hay que tener sentido del humor incluso en los contratiempos.

    Besos

    RispondiElimina
  3. En ocasiones la risa es así y, además, contagiosa. Lección: No debe uno quedarse sin batería el día de Nochebuena.
    Un abrazo,

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Pues no, otra noche es igualmente molesto; en Nochebuena convierte la cosa en "triste", además.

      Buenos reyes.
      podi-.

      Elimina
  4. ahahhahahaaha le risate comunque fanno sempre bene.
    Ciao Carlos!

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Ciao e buona Beffana! (qui aspettiamo i re Magi)

      podi-.

      Elimina
  5. Ben vengano le occasioni per sorridere !! buona Epifania.

    RispondiElimina