martedì 31 marzo 2009

Hg



Vaig intentar actuar al més aviat posible des del moment que el fet detonant va produir-se.

Tal com marca el protocol, el primer que vaig fer va ser sortir immediatament de l'habitació i tancar-la no només amb la porta sinò, fins i tot, entrebancant aquesta amb els primers mobles lleugers que vaig trobar a mà: cadires, una taula de planxar... Calia assegurar-se que aquella porta no s'obriria accidentalment.

Acte seguit vaig agafar el telèfon i vaig trucar al 112, servei d'emergències, on vaig explicar fil per randa què va succeir. A l'altra banda de la línia telefònica van ordenar-me taxativament que no sortís sota cap concepte de casa fins que no arribessin els serveis de protecció civil pertinents. La persona que m'atenia no va poder ocultar un nerviosisme incontrol·lable, malgrat la distància que ens separava.

Vaig seguir aquestes ordres i en uns deu minuts vaig sentir les sirenes. Eren els bombers, que van irrompre a casa per la porta però tirant aquesta a cops de destral. Venien amb vestits de color alumini, totalment protegits de cap a peus, aïllats de l'exterior. Només els podia veure els ulls a través d'una finestreta de vidre o plàstic que tenien per poder veure-hi.

Van treure amb extremada violència les coses que havia posat per tal que no s'obrís la porta al temps que llançaven dins l'habitació un líquid o gas, no sé ben bé, compost de sofre i seleni. Tot es va omplir d'aquella "cosa"...

Dos dels "senyors d'alumini" portaven una acreditació policial i van acorralar-me fins que aconseguiren emmanillar-me i portar-se'm de casa directe a un furgó policial.

Ja els ho he repetit més de cent vegades però crec que serè condennat igualment: havia conservat un termòmetre de mercuri per motius nostàlgics i va caure a terra, a sobre d'un coixí, en concret. Davant la posibilitat que hagués pogut trencar-se vaig trucar al 112, després d'assegurar l'àrea afectada.

podi-.

(els termòmetres de mercuri no podran comprar-se ni vendre's a partir de l'1 d'abril de 2009)

venerdì 27 marzo 2009

¿Instrumentales...? Inicio de "Vuelo 605" - Ángel Álvarez




Siempre que escucho un tema instrumental me parece que de repente escucharé la voz de Ángel Álvarez; una voz peculiar, casi susurrante...

Su programa, "vuelo 605", comenzaba normalmente con un tema en versión orquestal, de algún grupo pop-rock ya fuera de actualidad o no. Hacia la mitad de dicho tema instrumental, acostumbraba Ángel a introducirnos en el programa que comenzaba así su emisión. Por supuesto, siempre siempre, con los saludos del Corte Inglés.

Yo lo descubrí en 1990, en Radio Minuto, la otra radio y lo fui siguiendo posteriormente en m80 radio, inicialmente de lunes a viernes de 23 a 24 horas, y más tarde los domingos. También lo recuerdo en mi coche, en alguna grabación casetera;... la voz que siempre sorprendía de alguna manera a quienes le escuchaban, la voz que hablaba de los águilas y otros muchos anglicanos grupos con curioso nombre en español.

Se inició en 1950 en La Voz de Madrid con "Caravana Musical", programa que estuvo en antena hasta 1981. No obstante, y al parecer de forma paralela, en 1963 comenzaron las emisiones de "Vuelo 605" en Radio Peninsular, y aquí el tema duró hasta el 26 de junio de 2004, cuando m80 radio levantó el último vuelo. Entre tanto estuvo también en Radio Minuto, la otra radio.

El nombre del programa hace referencia al pasado de Ángel Álvarez como inspector de Iberia y fue idea de uno de sus colaboradores. Aprovechando sus viajes en avión al extranjero, fue adquiriendo una cultura musical que en aquella época era difícil de encontrar en nuestro país, introduciendo él en España a grupos como Beatles, Beach Boys,...

El 22 de agosto de 2004, dos meses después de su última emisión, Ángel Álvarez fallece a la edad de 84 años. Jooo!

...Recuerdo que en una época, de 5 a 6 de la mañana, m80 radio reemitiía el vuelo de la noche anterior y que, en aquella época, podías solicitar que se te enviara por correo una grabación de el vuelo que te hubiera gustado. A mi me encantó el dedicado a la película Apolo XIII, con aquella especialísima versión de Blue Moon de los Mavericks, muy muy lenta, a ritmo de voz de Ángel Álvarez,... fue un despertar que me gustó mucho. Nada más levantarme escribí mi carta y los motivos por los que solicitaba la grabación pero... Nunca hubo una grabación de ese vuelo para "podi".

Hoy, escuchando una versión instrumental de "the way we were", eché de menos que a mitad de tema surgiera la voz de Ángel Álvarez diciendo algo así como "Barbara Streisand debutó... ...Bienvenidos a bordo, te habla... Ángel Álvarez.
"Nada más... Hasta el próximo domingo, a las nueve de la noche. Te deseo lo mejor. Feliz... (semana??)"


podi-.

¿Quieres oirlo...?

RADIO QUERIDA. Último vuelo 605

martedì 24 marzo 2009

El Guardián entre el Centeno - JD Salinger

CAT

El guardián entre el centeno - j d salinger



Un nou llibre a llegir... Vaja, no és gaire nou; és de mitjans de segle XX; un clàssic als EUA, on sembla ser que es venen uns 250.000 exemplars annuals.

Un llibre porta a un altre, si més no a mi em passa això molt sovint. Mentres llegia Tokio Blues, el seu protagonista, ficat en una habitació d'estudiants, llegia El Guardián entre el Centeno.

Certament, era una lectura apropiada per a l'estudiant de Tokio Blues, ja que tracta d'un jove estudiant que comparteix habitació amb d'altres estudiants, com a mínim a l'inici del llibre.

Aquest també és de biblioteca. Quan el vaig agafar vaig aprofitar per anar a veure a una amiga que treballa al costat de la biblioteca en qüestió i quedar amb un altre amic que hi viu relativament proper. Podríem dir, doncs, que aquest llibre és incentivador de les relacions socials, malgrat que el seu protagonista no sembli ser el paradigma de les mateixes.

Mentres el vaig llegint tinc la vaga sensació que ja me l'he llegit, fa molts, moltíssims anys... És posible que ho hagi fet; en tot cas, tot aquest fastiguejament i insatisfacció constant del "prota" em resulta familiar, per haver-ho llegit abans, no pas per haver-ho viscut.

podi-.

giovedì 19 marzo 2009

la radio hace llorar...

Jueves, 19 de marzo; la radio de los éxitos...

Últimamente se han puesto de moda en las radiofórmulas, tanto nacionales como de aquí, Catalunya, los programas-despertador. Están hechos por un equipo de varias personas y varios colaboradores que tratan temas que podríamos llamar de "sociedad", imitando a personajes "famosos", sacándole la puntilla a determinadas noticias de segundo o tercer orden, inventándose personajes propios,... También contienen pequeños boletines informativos para estar un poco al día.

En el panorama nacional, además, parecen haberse puesto de acuerdo las diferentes cadenas ya que la mayoría de estos programillas madrugadores tienen nombres que no son otra cosa más que frases comodines del lenguaje coloquial (ya te digo, anda ya, no somos nadie,... bueno, también hay otros nombres, claro).

Jueves, 19 de marzo, decía...; la radio de los éxitos.
En casi todos estos programas hay un espacio para gastar una broma a alguien de parte de otro alguien. Hoy la radio, la de los éxitos, ha hecho llorar a una "víctima" -aunque esto ya he visto que también se ha producido en "bromas" realizadas en otras emisoras.
Se trataba de hacerle creer a alguien que iba a ser deportado a su país, por no tener posibilidad de renovar papeles o una historia de ese tipo. La mujer en cuestión empezó a ponerse nerviosa, tal era la veracidad que infundía el locutor -lo hacía bien, en definitiva-, y, por lo menos yo, ya detecté que se estaba angustiando.
En la "broma", se le ofrecía la posibilidad de no ser deportada si aceptaba un cambio de personalidad y adoptar una inexistente, con cambio de sexo incluido pagado por la Administración. Bueno,... los llantos ya habían empezado hacía unos segundos "por favor,... no... Prefiero que me deporten, por favor..."

O bien el bromista, amigo de la víctima, no valoró la capacidad de reacción de la víctima, o si la valoró entonces no tiene nombre.

De todas formas, la radio, mi radio, se prestó -y se presta muy a menudo- a colaborar en dicha broma y, lo peor de todo, viendo el resultado, va y lo radia, porque "con eso nos vamos a reir un montón" debe de pensar alguno.

Hoy, la radio hizo llorar...


podi-.

martedì 17 marzo 2009

música i bici

CAT



Al començament de traslladar-me amb bicicleta a Barcelona, recordo que als primers dia vaig pensar que fóra bona pensada la d'anar amb cascos sentint la ràdio o música enllaunada.

De fet, vaig probar-ho un parell de dies i sempre me'ls vaig treure als 5 o 10 minuts de pedalar. Em trobava incòmode...

El primer símptoma de malestar va ser quan vaig fer el primer cling, cling per avisar de la meva presència i vaig veure que jo ni l'havia sentit. Inmediatament vaig sentir-me insegur... Necesitava sentir el meu voltant! Saber si mentre creuava un carrer se m'apropava una moto o un cotxe que no veiès directament, si un altre ciclista també em feia cling cling, si algú em cridava Ep, que t'ha caigut el llibre que duies al darrere...!!

Però no només es tractava dels posibles avisos exteriors cap a mi; també hi havia la sensació totalment contrària al fet d'anar amb bicicleta. La bicicleta dóna un xic de llibertat, et transportes "amb una cosa" que té contacte amb l'aire lliure per tot arreu, mentres que els cascos fan tot el contrari: t'aïllen de l'exterior! I això no m'agradava.

No me'ls vaig tornar a posar mai més.

Avui, en un semàfor de Diagonal/Roger de Llúria (em penso que era allí), un ciclista se m'atura al costat i em diu no sabía que no se podía ir con auriculares en la bici. La bicicleta té això, que el ciclista del costat et parla amb tota naturalitat sense conèixer-te (alguna vegada m'han preguntat pel bloc aquest mentres anava amb la bici).

-Yo sí lo sabía -vaig contestar-li-. Conozco a alguien que le multaron, incluso.

-Ya; ya sé... Aquí detrás me lo acaban de decir...

Tan sols feia uns segons que jo havia passat pel costat d'aquest ciclista, que es trobava parlant amb una parella de la Urbana.

podi-.

domenica 15 marzo 2009

El niño con el pijama de rayas - Univers lligat IX



Hacía tiempo, casi un año, que iba tras de este libro, mirando si estaba disponible en alguna biblioteca y viendo que no lo estaba.
Ir a una bibliotaeca a por un libro es algo que me resulta agradable: primero se trata de localizarlo y luego ir a por él. Por razones prácticas intento ir a la más próxima pero reconozco que cuando la más próxima está lejos el hecho de ir es como una aventurilla, una pequeña excursión para descubrir nuevos barrios y pasear con mi "bici" por zonas por donde quizás no se me ocurriría ir si no tuviera un motivo.




Esta vez no tuve que ir a Sabadell (yo descubrí y exploré Sabadell-centro en cierta ocasión gracias a una biblioteca). Esta vez la cosa quedó en el Bon Pastor barcelonés (muy mal para dejar la "bici").
El libro me ha durado siete días, es sencillo y me ha gustado, si bien al principio me parecía excesivamente sencillo. Luego me ha gustado más, al adaptarme al registro que me proponía el autor en vez de intentar ver el registro con el que yo creía que me encontraría. Se da una situación muy igual a otra que sucede en cometas en el cielo, libro que precisamente regalé hace tres de días a una persona. La amistad puede que haga que estas situaciones se den a veces.








Me gusta hacerme mi propio punto de lectura en mis libros. El dibujito surge en cuanto me viene una imagen al cabo de unas cuantas páginas leídas.

-Sí, supongo que sí. ¿Cuántos años tienes?
Shmuel pensó un momento, se miró los dedos y los agitó como si hiciera cálculos.
-Nueve -dijo-. Nací el quince de abril de mil novecientos treinta y cuatro.
Bruno lo miró con asombro.
-¿Qué has dicho? -preguntó.
-He dicho que nací el quince de abril de mil novecientos treinta y cuatro.
Bruno abrió mucho los ojos y sus labios formaron una O.
-No puede ser -dijo.
-¿Por qué?
-No -dijo Bruno sacudiendo la cabeza-. No quiero decir que no te crea. Pero es asombroso. Porque yo también nací el quince de abril de mil novecientos treinta y cuatro. Nacimos el mismo día.
Shmuel reflexionó un momento.
-Entonces también tienes nueve años -razonó.
-Sí. ¿Verdad que es raro? -dijo Bruno.
-Muy raro. Porque en este lado de la alambrada hay montones de Shmuels, pero creo que ninguno que haya nacido el mismo día que yo.
-Somos como hermanos gemelos -dijo Bruno.
-Sí, un poco.

En cierta ocasión me ocurrió algo así con un cliente peruano del trabajo. Pensé "mi hermano cósmico". Se lo hice saber, la coincidencia en la fecha, pero no pareció darle importancia alguna.

podi-.

lunedì 9 marzo 2009

Univers lligat VIII - Sincronicidades (el hombre que apareció "antes")




Esto ocurrió hace algunos años y quizás fue uno de los primeros hechos "casuales" que me sorprendió hasta el punto de empezar a pensar que la realidad podría estar teniendo un lado oculto y que los "flecos" de esa sombría podrían estar representados en esos hechos casuales que llegan a sorprendernos...
<>
Yo iba hacia la piscina a hacer unos "nados" (nadar un poco, vaya) y en esa época o iba en automóvil o iba en metro. Aquella mañana decidí ir en metro. Cuando estaba en el andén de la estación de Liceo, al abrirse las puertas del metro que acababa de llegar vi a una persona que era un cliente nuestro, de la oficina donde trabajaba por las tardes. No obstante, esa percepción no fue correcta ya que al instante me di cuenta de que no era esa persona; me había equivocado, simplemente le había confundido.
<>
Hasta aquí, una simple equivocación. Únicamente había sucedido que yo había creído ver a una persona pero en realidad no.
<>
Al volver de la piscina, después de hacer mis "nados", cuando el metro llegó a Liceo y éste abrió sus puertas y yo me disponía a salir del vagón, allí, en el andén, esperando a que saliéramos los de dentro, estaba la persona a la que yo creía haber visto unas horas antes y, esta vez sí, era esa persona realmente.
<>
Nunca antes me la había encontrado ni en el metro ni en ningún otro sitio que no fuera en mi oficina de trabajo. Me pareció sorprendente haber creido verla horas antes y encontrármela realmente horas después. ¿Porqué creí verle, si no estaba allí, precisamente el día en que iba a encontrármelo en esa misma estación de metro?
<>
podi-.

mercoledì 4 marzo 2009

Spamalot (tarde de teatro)



Hace unos días estuvimos en el teatro. La obra en cuestión era Spamalot. Tan solo decir de ella que me gustó mucho. Un musical con un hilo conductor que es la búsqueda del Santo Grial por parte del Rey Arturo y los guerreros a los que ha convencido para tal tarea.

s

Es bonito ir al teatro. Siempre sale aquello de qué caro es, pero si nos ponemos a pensarlo, no es tan caro. La tendencia inicial es a compararlo con el cine pero no es buena comparación ya que existen grandes diferencias. En el teatro no pueden permitirse un error; no hay una segunda toma que luego se enlazarán al resto de tomas buenas despreciando las que no interesen.
s

Además, en el teatro existe una proximidad actor-público, algo que hace que se convierta en algo más entrañable. Así como en el cine la interpretación va dirigida a un posible público, en el teatro la interpretación va dirigida a un público concreto y tangible, el que se encuentra frente a los actores en cada una de las funciones.
s


Esa tarde de domingo teatrera yo me sentí en aquella sala con el privilegio de que unas personas estaban actuando expresamente para mí, para mí y para cada uno de los asistentes, claro. Para mí y no para la posibilidad de que yo un día vaya a ver la función; para mí, que estaba allí viéndoles en ese momento, viendo como interpretaban en ese momento.
s

También se adquiere una cierta complicidad actor-espectador. Aquel día, había muerto Pepe Rubianes, quien había cedido su “voz en off” para que ésta se oyera en una parte de la función en cada una de las representaciones. Después de salir dicha grabación, el público rompió en aplausos, aplausos más largos que los que podían oirse en otros momentos susceptibles de aplaudir. Aplausos que fueron acompañados por los propios actores. No hizo falta que éstos dijeran nada; todo el mundo comprendió el hecho.
s

A los pocos segundos, el espectáculo continuó, como no podía ser de otra manera.
s

podi-.

domenica 1 marzo 2009

m80 ràdio i Radio Minuto




Fa uns moments sentia a m80ràdio una cançó d'en Paul McCartney, hope of deliverance, i en sentir-la sempre em recordo que va ser la primera cançó que vaig sentir a l'acabada d'inaugurar M80 série oro.









Era el 16 o 17 de gener de 1993. Jo anava a la recerca de R. Club 25 - Cadena Minuto i aquell dia només vaig trobar-me amb R. Club 25 i vaig canviar el dial... ...de cop va aparèixer hope of deliverance, cançó que no havia sentit mai fins aquell moment.


Al final de la cançó aparegué la veu del Joaquim Guzmán, un dels locutors minuteros, i posteriorment gramoleros, dient que estàvem a M80 serie oro, que aquesta cançó era el número 1 i que avui estrenaven emisora (com podia ser el número 1 cap cançó, aleshores??? qui feia la llista...?). També ens deia que Radio Minuto, la otra radio (SER) i R. 80 serie oro (Antena 3) s'havien casat i estaven de celebració... (un dels símptomes del famós antenicidio).




Durant molts anys va ser la meva nova emisora de referència, quedant lligada a moltes tornades del Pirineu amb cotxe i molts altres esdeveniments. Va ser la meva manera de continuar fidel a Radio Minuto, la radio al minuto, la que et deia la temperatura ambient al peu del Tibidabo.


Després d'un temps de no sentir m80ràdio, avui l'he sintonitzada novament i... hope of deliverance.


podi, l'enamorat de la ràdio-.