slideshow

mercoledì 29 aprile 2009

John Pendry - la invisibilitat al CosmoCaixa


CAT

Dijous al vespre - CosmoCaixa o Museu de la Ciència, com és més conegut.

És una conferència sobre la invisibilitat, que ens fa John Pendry, Catedràtic de Teoria de la Física de l'Estat Sòlid a l'Imperial College of London.

La xerrada comença presentant-nos una visió històrica de l'òptica i els seus protagonistes (Snell, Descartes, Newton, Galileo,...)

Després, ens passa a dir que ell treballa amb meta-materials, que no són altra cosa que materials que no es troben a la natura, que són dissenyats artificialment amb característiques físico-químiques "a la carta", a un nivell nanomètric, conferint-los propietats singulars.

Un dels camps on poden aplicar-se aquests meta-materials és en experiments sobre invisibilitat... Com va això?

Perquè un objecte esdevingui invisible, hi ha diferents "formes" en que podríem intentar-ho. D'entrada, podríem pensar en fer que la llum travessés d'alguna manera l'objecte i que, un cop travessat, aquesta es reconstituís de la mateixa manera a com venia abans de topar-se amb l'objecte. Que complicat,... tant d'entendre com d'intentar posar-ho a la pràctica.

Hi ha una manera més "senzilla" d'intentar aconseguir-ho: es tractaria d'envoltar l'objecte en qüestió d'un d'aquests meta-materials, de forma que quan la llum topés amb el meta-material, aquesta llum es desviés (igual que ho fa quan es topa amb un medi de diferent densitat, com ara l'aigua o els miratges dels deserts o carreteres) i que quan la llum que hagi hagués penetrat al meta-material sortís d'aquest, ho fes en la mateixa direcció a com venia abans de topar-s'hi.

És a dir, es tractaria de conferir una capa que fes que la llum envoltés l'objecte i després continués per un camí que fos idèntic al qual venia abans de trobar-se amb l'objecte.

Doncs ja s'han fet experiments al respecte; va començar-se amb meta-materials que fan invisibles alguns objectes al radar, encara que de manera imperfecta. S'està treballant en que també funcioni amb l'espectre visible.

Es tractaria, doncs, d'una invisibilitat extrínseca a l'objecte en qüestió i no pas intrínseca (no veuríem l'objecte perquè la llum l'esquivaria i nosaltres només veuríem la llum que prové del darrera de l'objecte com si aquest no existís; seria una causa aliena a l'objecte. La invisibilitat no dependria de les característiques físico-químiques de l'objecte).

Després, la xerrada va girar a d'altres usos d'aquests meta-materials.

Espero que s'hagi entés la idea (els detalls matemàtics, a mi, se m'escapaven...)

podi-.

martedì 28 aprile 2009

la barbarie de la ignorancia - George Steiner


ESP




Libro cortito, éste de George Steiner entrevistado por Antoine Spire. Traído directamente desde Sant Feliu de Codina por la xarxa de biblioteques municipals (Diputació de Barcelona), será de lectura rápida.
El porqué lo escogí,... no lo recuerdo. Sólo sé que lo tenía apuntado en la lista de "libros a leer" y que en su día debí de leer alguna referencia en algún sitio que me hizo pensar que me sería interesante. Tampoco sabía que se trataba de una entrevista, aunque eso no es que sea malo.

Hoy comencé su lectura, acompañado de ese café con leche de verdad que cerca, cerquita de mi trabajo, sirven.

De momento, el autor nos va explicando, a golpe de pregunta, su periplo por Europa y el mundo desde su Viena natal, entre sorbo mío de café y sorbo. Periplo que está un poco condicionado por el ascenso nazi de Austria y la ascendencia judía de los Steiner.

Una de las últimas cosas que leía antes de volver a reemprender mi trabajo era "¡Milagro! Ese banquero había negociado con mi padre (mucho antes de la época de Hitler) un famoso préstamo internacional llamado "el préstamo Siemens"... Luego, el café con leche se acabó y, lo más importante, el tiempo para el mismo hizo lo propio.

Regreso a mi ventanilla postal y el primer cliente que se me presenta trae una carta cuyo remitente es, digamos, "algo" directamente relacionado con Siemens (para no desvelar secretos postales más allá de la anécdota).

...Y es que el mundo está interconectado entre sí (univers lligat, que digo yo); todo tiene relación con todo y a veces todas estas pequeñas casualidades podrían no ser más que los flecos de un decorado vital hecho a mi medida, como ya he comentado en ocasiones.

Sólo hay que estar atentos al exterior e iremos descubriendo múltiples casualidades alrededor nuestro...

podi-.

mercoledì 22 aprile 2009

Univers lligat X - Sincronicitats

Hace unos días, paseando por el parque de la Ciudadela, entre la Fira de la Terra, llamé a una amiga por teléfono por ver si quería que quedáramos esa noche.

-Hola Siitu, ¿qué tal?
-Hola, podi; ¿cómo estás? ¿qué haces? Yo estoy en la Fira de la Terra, ¿te vienes?


Estábamos a unos 80 metros de distancia, más o menos, sin saberlo. Es una casualidad, sin más. Había tanta gente en la Fira de la Terra, que lo normal es que "a cualquiera" que llamaras, era más probable que estuviera allí que en cualquier otro sitio. Una casualidad "sin más".

Con esta misma persona, yendo un día a hacer el pico del Garmo Negro, al llegar a un pueblo de Huesca de donde es esta persona, comento al resto del grupo que ella es de aquí. Al cabo de unos minutos, recibí una llamada suya, un hablar por hablar, y me comentaba que estaba regresando a Barcelona en autocar, precisamente desde su pueblo.
Con mi amigo Beridos me pasó un par de veces que justo en el momento de tocar el botón del móvil para marcar su número, éste -el móvil- empezaba a sonar mostrando su nombre en la pantalla como de llamada recibiéndose.
A mi madre también le pasó hace muchos años que al descolgar el teléfono para ir a llamar a una amiga, la voz de ésta apareció en el auricular (mi madre descolgó el teléfono y su amiga le estaba llamando en ese momento; no dio tiempo ni a que sonara el teléfono).
Hoy, en el trabajo, suena el teléfono de una clienta y cuando ésta va a cogerlo, la llamada cesa, pues había tardado en contestar. Vuelve a sonar el teléfono y cuando lo descuelga la llamada parece que se ha cortado. En ese momento aparece alguien por detrás de dicha clienta y dice...:
-¡No me lo puedo creer! ¡no me lo puedo creer! Te estoy llamando ahora mismo por teléfono y veo que estás aquí también.

Al parecer, las sincronicidades -l'univers lligat- telefónicas son mucho más comunes de lo que nos parecería que debiera ser.
podi-.

martedì 21 aprile 2009

La Colonia Penitenciaria - Frank Kafka


ESP

Un libro digital, en este caso. Intenté buscarlo en alguna biblioteca de la Diputació de Barcelona pero no pude encontrarlo. No obstante, vi que en varios sitios lo ofrecían en formato pdf.



Aunque paso mucho tiempo ante mi ordenador (mapas del tiempo, prensa, este blog, fotografías, correos,...) nunca fui muy partidario de leer libros enteros a través del mismo. Sin embargo, éste solo constaba de 25 páginas y me dije que en cuatro o cinco desayunos me lo "zamparía". Y así ha sido: 3 desayunos.

La verdad es que me gusta Kafka; el libro que más me gustó fue "el Castillo", donde el absurdo es explicado con una meticulosidad asombrosa, entendiendo yo que la excesiva normativización para que nada escape del control y del orden nos puede llevar, en ocasiones, a situaciones que rayan eso, el absurdo.

En La Colonia Penitenciaria nos encontramos con una situación aberrante explicada de una manera fría, calculadora y puramente mecánica, sin tener en cuenta lo aberrante de la misma.

Si alguien lo quiere, que haga un comentario y diga donde se lo envío.

podi-.

venerdì 3 aprile 2009

El Tercer Hombre - Graham Greene






Desaparecido de la biblioteca de Sant Pau, lugar donde fui a buscar este libro, así que tuve que ir a otra biblioteca para concertar mi cita con este "tercer hombre".

En este caso el encuentro sí que tuvo lugar. Fue en la Francesc Boix, la biblioteca del Poble Sec. Es un sitio agradable; un edificio recuperado, un pequeño patio con activa vida social en medio del C/ d'en Blai, un sitio donde citarse con "El Tercer Hombre".

Viena ocupada por los aliados, un atropello con resultado de muerte y sospechas de algo más que un accidente... Esto fue lo que leí, más o menos, en las páginas que seguían al final de "El Guardián entre el Centeno" y esto fue lo que hizo que este fuera mi siguiente libro. De repente recordé que cuando en 2002 fui a Viena en mis primeras vacaciones solitarias había leido algo sobre el hecho de que, después de la Segunda Guerra Mundial, Viena había sido sectorizada en cuatro áreas, de manera similar a Berlín, durante unos diez años.

No reconozco mucho los escenarios. A pesar de que algunas direcciones las miro en un mapa, no me resultan familiares ni reconocibles de los días que allí pasé.

Cuando viajé a Viena, me hospedé en un albergue -yo soy mucho de albergues-. Visité varias veces el centro histórico de la ciudad, vi un Danubio a punto de desbordarse y bajando a velocidad de aguas bravas, varios palacios, jardines y parques,... Me pareció una ciudad limpia y ordenada, con una red de tranvías importante y, sobre todo, de metro. El Palacio-jardín que más me gustó fue el de Schönbrunn; me impresionó la inmensidad y amplitud, toda aquella vasta área, que podía ser tan grande como mi barrio entero.

Para ir, tan solo conté con una pequeña guía -no tenía internet, entonces-, una agencia de viajes de mi barrio para contratar el vuelo y... ...ganas; lo preparé todo con muchas ganas. Me compré un mapa que contenía toda, toda, toda la ciudad. Toda? Sí, toda, ...menos la calle donde se encontraba mi albergue, que estaba una calle "a la izquierda" de la última calle del mapa en cuestión...

Me desenvolví bastante bien, hice relaciones sociales con los compañeros de habitación,... Ahora, con "El Tercer Hombre", estoy recorriendo una Viena distinta a la que yo vi, lejos de los reclamos turísticos, cerca de los edificios aún destruidos y con tanques en el Prater que nadie se atrevió aún a retirar...
podi-.